miércoles, 8 de agosto de 2018

"Las huacas tenían algo que decir en Venecia". Estreno del video Pabellón Perú en la XVI Bienal - Arquitectura.

447 cuerdas atraviesan el espacio del pabellón hasta ubicarse en un plano hipotético
de Lima antes de la llegada de los españoles.  Cada una representa una de las
447 huacas oficialmente registradas en la capital. Foto: Cristóbal Palma.
Han pasado poco más de dos meses desde lo que fue para nosotros, los curadores, la culminación de uno de los mayores y más intensos proyectos en los que hayamos participado y ahora, junto con la primicia del video, compartimos algo de lo que fue ese proceso.

Un agradecimiento especial al Patronato Cultural del Perú, responsable de la participación nacional en las bienales, por permitirnos presentar aquí en su estreno global el video oficial del pabellón (hacer clic aquí) peruano en la XVI Bienal de Arquitectura de Venecia, inaugurado el pasado 25 de mayo.

Video aquí: https://www.youtube.com/watch?v=hg_G4gCf6SQ&t=5s 
“En Reserva”, el nombre de nuestra propuesta en castellano llegó a la Serenísima bajo la traducción de “Undercover”, que en esencia dicen lo mismo: descubrir aquello que estaba escondido, física y simbólicamente.

Intentamos así responder al Manifiesto de las directoras de la XVI Bienal, Yvonne Farrell y Shelley McNamara, cuando describían Freespace, el lema de este año, como

  • El espacio fluido del tiempo y la memoria; la continuidad entre pasado, presente y futuro 
  • El espacio como resultado de construir sobre capas culturales heredadas, tejiendo lo arcaico con lo contemporáneo 
  • La arquitectura como medio para elevar nuestros espíritus  
Estas ideas fueron la inspiración para entender que las huacas de Lima tenían algo que decir en Venecia.

Uno de nuestros propósitos fue dar a conocer la existencia y el valor de este enorme legado, de esta continuidad de 4000 años que hacen de Lima una de las más originales en cualquier parte del mundo y que sin embargo todavía nos cuesta entender.

El equipo En Reserva/Undercover con amigos e invitados durante la inauguración.
Esta visión estaba enmarcada en la idea que si queremos proteger esta herencia haríamos bien en incorporarlas a la vida de la ciudad, de maneras creativas y respetuosas, antes que aislarlas de la experiencia del ciudadano.

No cabe duda que el pabellón peruano debe ser de los que ofrecen más símbolos y significado en esta Bienal (ver el video aquí).

El panel de entrada con sus 447 nudos es Lima. Lima y sus 447 huacas en todo lo que significan de conflicto y dificultad, pero también todo lo que creemos tiene de posible.

El panel para los nudos durante la etapa de instalación. Foto: JLizarzaburu.
Esta visión fue materializada por un grupo de artesanas de Jicamarca, que usaron algodón nativo del Perú y quienes hicieron su propia versión de los nudos del artista peruano Jorge Eduardo Eielson.

Parte de la inspiración en Eielson tiene que ver con el hecho que para él también Lima era una ciudad nudo, y en su época se refirió a una identidad limeña desgarrada por esta falta de entendimiento y continuidad entre la ciudad prehispánica, la española y la contemporánea.

Pabellón peruano en la XVI Bienal de Arquitectura de Venecia. Foto: Cristobal Palma.
Detrás de ese panel, como un quipu gigante que se desplaza a lo largo del tiempo, aparecen 447 cuerdas que atraviesan el espacio (¿cargadas de conocimiento?) para llegar a un punto exacto en el plano de Lima, que es una representación de la ciudad prehispánica a la llegada de los españoles.

Del otro lado de este gran plano está la Lima contemporánea, gracias a las imágenes de satélites peruanos y franceses, que muestra lo efectivos que hemos sido en hacer desaparecer las 30.000 hectáreas de valles que era Lima en el siglo XVI hasta llegar a las 3.000 hectáreas de áreas verdes actuales.

Al centro de este espacio está la maqueta que representa al Templo del Sol de Pachacamac, en una reproducción hipotética del arquitecto Alfio Pinasco. La pieza, de unos 4m x 4m fue impresa en los talleres de la Universidad de Lima y es considerado el mayor proyecto de impresión digital hecho en el país (ver el video aquí).

La maqueta muestra cómo debió lucir el templo en el siglo XVI y aparece flanqueada por dos imágenes del fotógrafo Gonzalo Cáceres que muestran Pachacamac hoy, casi como una potente llamada de atención sobre todo lo que nos queda por hacer ahí.

La propuesta gráfica fue diseñada por Arturo Higa.
La última pieza es el video que se muestra en el mismo pabellón y que fue producido por el grupo Prometeo, también de la Universidad de Lima.

En la próxima entrega hablaremos más en detalle de los otros elementos de nuestra propuesta y que no han recibido mucha cobertura por ahora, como el catálogo de la exhibición, con más de 20 puntos de vista diferentes alrededor del tema de las huacas.

Foto: Cristobal Palma.
Y en este diálogo global al que llegamos con nuestras maletas ancestrales ¿qué de nuevo podía salir? ¿Qué podía pasar?

A nivel personal pasaron muchas cosas. Marianela Castro de la Borda, la arquitecta titular del equipo viajó con una avanzada maternidad y Mariano, su hermoso hijo, vivió protegido la intensidad de la experiencia de armar un pabellón peruano en otro país. Él nació un niño feliz al retornar a Lima.

Janeth Boza hizo todo lo posible por acompañarnos pero al final obligaciones impostergables la obligaron a quedarse en Florida, Estados Unidos, coordinando muchas de las tareas pendientes vía email, Skype, Wazup, y toda forma de comunicación que nos pudiera mantener en contacto.

En mi caso, creo que lo más fascinante fueron esos 45 minutos diarios que me tocaba caminar desde el alojamiento en el barrio de Dorsoduro, a un extremo de Venecia, hasta la sede de la Bienal, al otro extremo. Cada día repetía la misma ruta y cada día algo nuevo se hacía visible en la vieja ciudad. Cada día, 45 minutos de gloria.

En Reserva/Undercover llegará a Lima en setiembre 2019. Para nosotros, Venecia no fue el final sino el inicio de un camino que debe volver, enriquecido, a su lugar de origen.

Titular del equipo, Marianela Castro y Javier Lizarzaburu.

Ver el video aquí

Agradecimientos: 
- El video fue realizado por Cristobal Palma para EILETZ | ORTIGAS Architects, un equipo de arquitectos y productores quienes se especializan en la ejecución de exhibiciones para muestras internacionales en Europa.
- Los curadores, no habríamos hecho mucho sin el apoyo de tres estudiantes de arquitectura que estuvieron ahí dándolo todo: Toshio Pardo, Alejandro Lapouble y Lucero Chiclla Díaz. Gracias otra vez.
- Nuestro agradecimiento permanente al patrocinio de la Fundación Wiese y el diario El Comercio.
- También apoyaron el Ministerio de Cultura, Relaciones Exteriores, Promperú, Universidad de Lima, Pontificia Universidad Católica del Perú, UNI, UNESCO, Museo de Sitio de Pachacamac, Asociación de Estudios de Arquitectura, Naturtex, Telefónica y Constructora Marcan.

El pabellón peruano en la web de la Bienal



#EnReserva
#VeniceBiennale2018
#PeruvianPavilion
#LimaMilenaria
#HuacasDeLima 

29 comentarios:

  1. Buenísimo!
    Álvaro Higueras, arqueólogo

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones! Quedo espectacular…

    Norma Barbacci,NY

    ResponderEliminar
  3. Javier:
    Mil gracias.
    Bravo y abrazo.
    Max
    Max Hernandez Camarero

    PS.: No sé si has tenido ocasión de ver el libro “La Lima que encontró Pizarro” de Gilda Cogorno y Pilar Ortiz de Zevallos. Se podrían sumar al proyecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Max. Y sí, compré el libro en la feria y lo leí de un tirón. Muy didáctico.

      Eliminar
  4. Felicidades Javier, por el libro y la bienal. Fantásticos aportes ambos. Un fuerte abrazo,

    Maria Rosa Alvarez Calderon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo forma parte de un mismo diálogo, no? Como hacemos para reconocer valor a lo que ya lo tiene. Gracias!

      Eliminar
  5. Javier
    Quedo estupendo gran trabajo!!!
    Gracias por compartirlo
    Abrazo
    Armando Andrade

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El vídeo y fotos de Palma son buenazos, y buen testimonio de lo que ha sido esta experiencia. Gracias AA!

      Eliminar
  6. ¡Felicitaciones Javier! Si se puede recorrer de un solo tiron con tus primeros post en tu blog Lima Milenaria, es asombroso cuanto se ha avanzado y la calidad con que se ha ido coronando cada etapa de este proyecto. Es de resaltar lo bien logrado de la confluencia del ambiente sonoro, la arquitectura y el misticismo que lo rodea. Haz extensivo mis felicitaciones a todo el talento que acompaña este equipo por lograr de la nada algo tan exquisito en todas sus formas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ayudaría saber quién eres

      Eliminar
    2. Las disculpas del caso, Miguel Dávila Mendiola.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias. Fue una muy enriquecedora experiencia de equipo.

      Eliminar
  8. ¡Hermoso trabajo! Felicitaciones a todo el equipo.
    Mary Ann Vargas

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. MÁS que impresionante.
    MIL gracias,
    Cecilia
    -Cecilia Bákula-

    ResponderEliminar
  11. Me encantó el video Javier, Gracias!!!
    Un besote,
    Tati Valle Riestra

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena Javier. Me alegro mucho que el fantástico trabajo que estáis desarrollando pueda mostrarse al mundo.
    Un fuerte abrazo.
    Pablo Olangua
    Director de Gestión de Proyectos
    Kalam
    España

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, fue un intento y un esfuerzo de contarle al mundo sobre esta riqueza desconocida. Muchos saludos

      Eliminar
  13. ¡Magnífico! ¡Felicitaciones!
    Cecilia Méndez Gastelumendi

    Director, Latin American and Iberian Studies Program
    Associate Professor, History Department
    University of California - Santa Barbara

    ResponderEliminar
  14. Hola Javier
    Muchas gracias por compartir y felicitaciones por representar al Perú con ese maravilloso pabellón en Venecia!
    Saludos
    Vanessa Wagner

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pabellón muy especial, lo queremos mucho...

      Eliminar