miércoles, 9 de julio de 2014

El renacimiento del Jr. Ica-Ucayali. Y los temas pendientes del Centro Histórico


Trabajo en el Centro y es de esperar que de tanto en tanto cruce por este histórico jirón. Un día me llamó la atención ver algunas casonas y edificios cubiertos de mallas verdes. Primeros fue uno o dos, después fueron aumentando. Hasta que llegó el día en que decidí tomar fotos de este extraño acontecimiento porque, la verdad sea dicha, nunca había visto algo así en el Centro Histórico de Lima. Era cuadra tras cuadra de andamios, mallas verdes, obreros, pinturas, acción. Por fin parecía que estábamos saliendo del marasmo.

En total son 36 fachadas, a lo largo de ocho cuadras, que están siendo recuperadas por Emilima, la empresa inmobiliaria de la Municipalidad Metropolitana. Para ello han tenido un presupuesto de más de 3.5 millones de soles y el trabajo, que está a punto de concluir, se realizó en unos cinco meses. (Puede hacer clic aquí para ir directamente a la galería de imágenes)

No todo es perfecto, y en conversación con su presidente, Carlos Castillo, él reconoce que a pesar de lo bonito que se ve todo ahora, esta no es la solución a largo plazo. “Es parte del camino en la recuperación del Centro”, me dice. Pero es también, según él, una manera de decirles a políticos y empresarios que invertir en el Centro Histórico vale la pena.

La entrevista la publicamos en dos partes. Hoy nos concentramos en este eje histórico y peatonal, y mañana publicaré la parte enfocada en el CH en su totalidad.

Carlos Castillo en el balcón de la Casa Berckemeyer, sede de Emilima.
Me entusiasmó caminar por el jirón y ver cuadra tras cuadra que se están recuperando casonas, y por primera vez sentir que se estaba trabajando…
Son 36 fachadas que se están interviniendo y todas están registradas en el ministerio de Cultura como fachadas de tipo monumental.

¿Incluidas las iglesias?
Sí, San Agustín y San Pedro. Y varios hoteles, como el hotel Roma, o la Asociación de Artistas Aficionados, que son de privados.

¿Cómo han conseguido esto?
Hemos logrado sensibilizar al MEF en un tema importante: todos sabemos que no se puede invertir un centavo en propiedad privada, pero lo que hemos logrado que el MEF nos deje invertir en propiedades aunque no sean de la municipalidad.

¿Con qué argumento?
Es algo muy novedoso porque hemos dicho: podrá ser propiedad privada pero esa fachada es de todos los limeños, de todos los peruanos. Cuando viene un turista no separa: esto es del Estado, esto es privado.

Y también están trabajando sobre la casa Brescia
Sí, también, porque la autorización es para trabajar en la mejora del ornato público.

Pero los Brescia son una de las familias más ricas del país, ¿no deberían ellos pagar por eso?
En realidad no distinguimos entre quienes tienen o no tienen, sino cuál edificio es patrimonio, monumento histórico.

Entiendo el argumento del patrimonio, y mi cuestionamiento no va por ahí porque es un gran paso adelante, sino por el lado de una familia como los Brescia, porque al final los limeños estamos pagando por algo que ellos deberían asumir…
Podrían hacerlo con facilidad, pero alguien tenía que dar el primer paso.

¿Cuál es la visión con que se está haciendo este cambio?
Con este primer impulso hemos generado que las empresas vean que la recuperación de inmuebles sí da plata. Estoy seguro que esto va a impulsar económicamente el Centro porque ya no apuntamos a la pequeña tiendita sino al gran negocio.

Fachada de la Casa Brescia, recuperada por Emilima.
Y tal parece que las cifras de la peatonalización favorecen este enfoque
Efectivamente, porque los resultados hasta ahora han sido muy positivos. Según un estudio que hizo el SAT, con una inversión de 10 millones de soles a lo largo de ocho cuadras, al peatonalizar, el rédito ha sido de 94 millones tan solo en el primer año.

Ustedes con mucha honestidad anuncian que es un proceso de recuperación de fachadas y de iluminación. Pero no tocan las estructuras
Nuestra estrategia incluye primero saber con cuánta plata contamos y cuál es el marco legal en que nos movemos. Esa plata nos ha permitido intervenir 36 fachadas, instalar el piso, laja de piedra, e iluminación de 19 inmuebles. Entre ellas la iglesia La Merced.

Y las estructuras mismas…
Es muy importante y es el segundo paso. Porque muchos podrían decir “lo que están haciendo es fachadismo, maquillaje”. No es así. El segundo paso es meternos. En propiedades de la MML o de la Beneficencia sí puedes, ahí el dinero público puede entrar. Pero con el privado, que se le está cayendo la casa, puedes ayudarle a conseguir un préstamo, darle facilidades, como una licencia si quieren hacer algo comercial.

Ustedes pueden ayudar al dueño de la casona que quiere recuperarla, pero ahí el ministerio de Cultura les va a decir qué se puede hacer y qué no
Eso también lo hemos pensado. Todas estas restauraciones tienen un expediente y cada una ha sido aprobada por el ministerio. Hemos venido trabajando muy bien con ellos y hemos recibido todo el apoyo.

Fachada de la Asociación de Artistas Aficionados, AAA
Entonces, estructuras es una segunda etapa
Sí. Y algo más, si tú eres un privado y tienes una casona histórica y me preguntas ‘qué puedo hacer’ yo te asesoro gratis. Te puedo decir qué usos le puedes dar a tu propiedad y te asesoro para conseguir la aprobación municipal y del ministerio de Cultura.

¿Uds. dan ese servicio?
¡Son servicios que damos! Somos una empresa inmobiliaria.

¿Me da la impresión que están cambiando también las puertas en el jirón Ica-Ucayali?
Lo que hemos hecho con algunos comerciantes es que los hemos convencido de dejar su puerta enrollable de metal, pero se la metemos un poco más para adentro, y afuera le ponemos la puerta de madera. Y muchos aceptaron. De ese modo los edificios recuperan un aspecto más original.

Un talón de Aquiles son las imprentas
Ese no es un tema de Emilima. Está a cargo de la Gerencia de Desarrollo Empresarial, pero te puedo decir que en el eje Ica-Ucayali lo que sí hicimos fue desalojar unas 20 imprentas. En algunos de esos lugares, justo frente al teatro Municipal ahora hay un restaurante de calidad y otro es un café. La gerencia a cargo tiene un plan grande para ellos, pero todavía están negociando su salida.

¿Qué le dice a los limeñistas preocupados por el futuro del CH?
Que tengan esperanza. Que hay un trabajo gigantesco que se está haciendo, y las cosas han venido cambiando. Hay una creciente confianza en el Centro y cada vez más se ve gente interesada en su ciudad y en mejorar las cosas, así que soy optimista. Estoy seguro que la siguiente gestión va a continuar el buen trabajo.

---------------
Mañana jueves: ¿cuál es la visión para el Centro Histórico? ¿Qué se hará con otros puntos neurálgicos y emblemáticos como Barrios Altos, el Buque y otros?

Haga clic aquí para ver la galería de imágenes
Fotos: Javier Lizarzaburu

8 comentarios:

  1. Excelente artículo.
    Solo me da angustia pensar en esos frescos millonarios a quienes les importa un verdadero pito nuestra ciudad (han destruido San Isidro porque es su chacra), y que aprovechen la oportunidad de seguir lucrando gratis, solo para mantener su estilo de vida de consumo familiar extremo de prozac y alprazolám (y me consta por lo menos desde una de esas familias...).
    Besos,
    Anahí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su desvinculación con la ciudad es lamentable.

      Eliminar
  2. Interesante la visión del gerente de EMILIMA. Ojala el que venga la continúe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena parte va a depender de nosotros, como sociedad civil, David.

      Eliminar
  3. Hay mucho por hacer y una de ellas es recuperar y poner en valor nuestras Iglesias del centro: www.iglesiadelasoledad.org/

    ResponderEliminar
  4. Como Luz Rubí tours esto me alegra mucho...

    ResponderEliminar
  5. La iglesia de La Merced tiene la capilla del Capitan Villegas en un estado ruinoso, seria importante que se restaure , el patrimonio se va perdiendo y no se hace nada por evitarlo.

    ResponderEliminar
  6. Cómo van a pagar los Brescia si ellos son los más interesados en q esa casona desaparezca para poder venderla como terreno al mejor postor

    ResponderEliminar