miércoles, 24 de septiembre de 2014

¿Una quinta sin presa? Esfuerzos y desafios para recuperar patrimonio


La semana pasada se firmó con delicados bombos y exquisitos platillos un acuerdo sin precedentes. Cuatro instituciones, públicas y privadas, se ponían de acuerdo para recuperar la Quinta de Presa, una casona virreinal en el Rímac. Y como a muchos interesados en el tema emociona que se den estos pasos. Es lo que se necesita en Lima ¿cierto?...

Ese viernes 19 de setiembre estuvieron las ministras de Cultura y de Comercio Exterior y Turismo, junto con el presidente del Patronato del Rímac y la vicepresidenta del World Monuments Fund-Perú (WMF). El objetivo era firmar un acuerdo de cooperación público-privado por el cual las cuatro instituciones se comprometen, con dinero y con apoyo técnico, a recuperar la quinta campestre ubicada en el Jr. La Chira, una zona difícil del Rímac.

La Municipalidad de Lima, a través de Emilima, dio el primer paso y recuperó la Plazuela exterior, y la ministra de CET, Magali Silva, le puso números al sueño: un primer aporte de 6,8 millones de soles de un total, según me señaló una fuente después, de unos 15 millones de dinero público, y se anunció que quedará lista para abril 2016.

Hasta ahí, una buena noticia. Después de todo, ya estamos camino al Bicentenario. El mes pasado en Cusco la ministra de Cultura lanzó la campaña "Camino hacia la Libertad 2014-2021-2024", una propuesta hecha sobre los pilares de educación, ciudadanía, diversidad e identidad.

Desde esa perspectiva uno asume (yo lo hago) que a partir de ahora todo lo que comprometa gobierno y dinero público, en cuanto a recuperación de patrimonio, estará encaminado por esa ruta.

RESPONSABILIDAD HISTORICA

Es de esperar que de aquí al 2021-2024 el Estado, y la empresa privada, puedan entrelazar esfuerzos para recuperar aquel patrimonio arquitectónico que vaya de la mano con el proceso histórico que nos llevó a la Independencia; o que se aproveche para reflejar al mundo una nación singular con 5.000 años de civilización; o que sea una fuente de orgullo sobre el conocimiento que se ha venido desarrollando en este territorio.

La Quinta de Presa no responde a esos criterios pero es un monumento nacional, y su mayor aporte debería ser el generar un exitoso modelo de gestión público-privado, tan necesario para el Centro Histórico de Lima.

Mientras tanto, me pregunto qué pasa con otros espacios directamente vinculados con el proceso de Independencia, como la casona de Punchauca, en Carabayllo, o los que se pueden considerar espacios precursores, como los tres pueblos históricos de Tupac Amaru II, en el Cusco, que subsisten en esplendoroso abandono. ¿Están en lista de espera?

El World Monuments Fund ha comprometido su prestigio de 50 años y escogió la Quinta como uno de los cinco proyectos en el mundo que en el 2015 dará prioridad. ¿En qué consistirá su apoyo técnico?

Según me dijo uno de sus representantes, en averiguar para qué puede servir el lugar, que sea sostenible y tenga impacto, porque por ahora no se sabe.

Adicionalmente, lo que esta situacion deja en claro tambien es la prioridad que adquiere el gestionar el Centro Historico de Lima desde una sola autoridad. La recuperacion de esta importante zona necesita una vision integral que tenga en cuenta sus necesidades y potencialidades.

En todo caso, la Quinta representa un magnífico desafío y hago votos para un exitoso proceso. Hago votos también para que futuros esfuerzos de recuperación de patrimonio se realicen en el contexto de un plan mayor, donde el sentido histórico y los pilares mismos propuestos por Cultura sean asumidos plenamente.



Ver el album de fotos haciendo clic aqui

3 comentarios:

  1. Javier, te felicito por tus comentarios, pero no estaría demás preocuparse que el patrimonio mueble que albergó la Quinta de Presa cuando fue el Museo del Virreinato, dependiente del Museo Nacional de Historia y por ende del INC, sea devuelto a su espacio original . Los bienes culturales que entonces decoraban las instalaciones de la Quinta, por disoosición del INC ,fueron enviados al Museo de la Nación ( sino me equivoco) o a alguna otra institución perteneciente al Estado. Que mejor oportunidad de recuperar todo y ponerlos en valor...!
    Dra. Amalia Castelli Gonzalez
    Coordinadora – Casa O’ Higgins

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la informacion, Amalia. Buen momento para averiguar. Saludos

      Eliminar
  2. Buenas, Que bueno que la empresa privada y el Ministerio de Cultura firmen acuerdos y se pongan a trabajar para recuperar Quinta de Presa. Entre 1995 y 1999 fue sede de la Escuela Taller de Lima, junto con la Cooperación Española se recupero los ambientes internos y externos de dicha casona, el Gran Jardín que colinda con una dependencia policial fue recuperada completamente, bueno han pasado ya largos 15 años y supongo que el tiempo, el descuido y la desidia han destruido lo avanzado... esperamos que ahora no solo se recupere para su puesta en valor si no se trabaje en conjunto con los vecinos y no solo en provecho de unos cuantos.saludos
    jCC

    ResponderEliminar