miércoles, 12 de junio de 2013

HORRORES URBANOS: PARQUES DE LIMA



No hace mucho hice un recorrido por algunos parques de la capital. Había escuchado las quejas de vecinos del Campo de Marte, del Parque de los Próceres, o del parque de los Bomberos, en Jesús María y Lince respectivamente, y lo que vi fue violento e incomprensible.

Campo de Marte
Un lugar emblemático como el Campo de Marte, de elegante e imponente diseño original, ha sido dividido en múltiples áreas con rejas, alambres, mallas y muros. La palabra que más me viene a la cabeza cuando veo lo que están haciendo ahí es mutilación.

¿Qué pasa por la cabeza de un alcalde cuando cree que los parques (espacios de todos, por definición) se pueden usar a su antojo? Por suerte esta semana el de Jesús María ha sido acusado por la fiscalía y deberá responder.

Al Campo de Marte también se le ha reducido el área verde para crear más espacios deportivos. ¿Qué pasa entonces, el deporte no es necesario? Lo que sucede aquí es la progresiva pérdida de un lugar de esparcimiento, de paseo, y su transformación en un espacio utilitario.

En lugar de cercenar parques, los alcaldes deberían estar pensando en cómo construir otros nuevos. Lamentablemente no estamos acostumbrados a ver a ver planes ambiciosos de este tipo, pero son posibles. Urgentes, en una ciudad como Lima.

Los Próceres, ex Matamula
El parque de los Próceres es otro caso. Aquí progresivamente se han ido eliminando árboles y zonas verdes para la construcción de equipamientos urbanos. De nuevo, algunos se preguntarán con todo derecho si los vecinos no necesitan de serenazgo, bomberos o sitios para los jóvenes.

El problema está en que alguien crea que eso se soluciona mutilando un parque. ¿Por qué no comprar o alquilar espacios para adecuarlos a esos propósitos, en lugar de ir por la opción fácil?

¿A alguien se le ocurriría tomar un pedazo de una iglesia para dárselo a los bomberos? Probablemente no, porque se asume una condición intocable de ese lugar. Lo mismo debería suceder con los parques. Mucho más en una ciudad donde no los hay. Y en una ciudad del desierto, como Lima, donde cada árbol es un triunfo de la naturaleza.

Bomberos
El parque de los Bomberos en Lince fue otra lamentable víctima de esta pseudo modernización. El antiguo monumento, que se elevaba varios metros con un imponente obelisco, fue reemplazado por una baratija. Esta apenas se levanta un metro sobre el suelo y terminó quitándole toda dignidad e interés visual al espacio.

¿Qué nos dicen todos estos sinsentidos? Según el arquitecto Wiley Ludeña, se trata de una “disneylandización” de la cultura. Empobrecimiento urbano.  Aquí, la mirada moderna de algunos alcaldes se reduce a crear sus propios mundos mágicos, donde lo único que sucede es la proyección de su inmadurez cívica.

Calidad de vida
Y estos son solo unos casos. Esto se viene repitiendo en casi todos los distritos de Lima, con la consecuente disminución en la calidad de vida de los vecinos. La crisis de autoridad, de fiscalización y hasta de buen gusto es innegable (con todo lo subjetivo que el “buen gusto” puede ser, pero aquí no puede haber muchas opiniones encontradas, o sí?).

Y las respuestas para salir de esto no se vislumbran inmediatas. No éramos así. ¿Qué nos pasó?

En la página de Facebook de Lima Milenaria he publicado una galería de fotos con imágenes de estos parques. Juzguen ustedes mismos.

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10151475163710642.1073741825.255185565641&type=1

Foto: Parque los Bomberos, Lince. J.Lizarzaburu

9 comentarios:

  1. Es ocrospoma es un asco, bien sabe de negociados como por ejemplo la destrucción del campo de marte a cambio de dinero chino, adempas de otras barbaridades en los parques del distrito

    ResponderEliminar
  2. En cambio, SERPAR viene mejorando los Parques Zonales, estuve el otro día en el Parque Zonal Huáscar y está quedando muy bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, los planes de Serpar son una buena noticia.

      Eliminar
  3. La clave es la participación ciudadana organizada, la inferencia es una aliada para los propósitos de los alcaldes. Se debe buscar trabajar en conjunto y en comunidad con las autoridades.
    si funciona!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Consuelo. Creo que las redes sociales están consiguiendo precisamente eso. Congregar a ciudadanos interesados.

      Eliminar
  4. perdón quice escribir 'indiferencia' en vez de inferencia!!!!

    ResponderEliminar
  5. Contribución del arquitecto Flex Castro-Torres Velarde

    "Un crimen, porque no solo se llevan de encuentro las pocas áreas verdes, sino que transmiten la sensacion que pueden hacer lo
    que venga en gana.

    Vean la berma central de la Av. San Felipe
    convertida en una ridicula alameda, el Parque de Matamula en la Av. Salaverry, esta siendo devorado por las construcciones que esta municipalidad promueve.

    Esta en riesgo el campo de Marte. En la victoria solo tienen que mirar la Plaza Manco Capac que lejos de preservar la identidad y la memoria urbana la convertido en algunos m3 de concreto,
    es un mensaje esquizofrenico que envia porque este es uno de los distritos que menos area verde/ habitante tiene, pero sin embargo lo poco
    se siembra de concreto.

    Es oportuno decir que sembrar tiene un costo casi cero, solo de mano de obra por plantar pero eso no costaria si fuera con los propios vecinos esto Vs los millones de soles que se gasto
    en esta obra es absurdo, se pudo reforestar todas las bermas laterales del distrito y mejorar otras.

    Parece que el alcalde de la victoria no tiene visión o perdió la perspectiva. Las áreas verdes disponibles la Municipalidad de Lima las estuvo vendiendo.

    Seria oportuno que las áreas que las fuerzas armadas tienen en el casco urbano,las devuelvan a la ciudad para ser convertidas en areas verdes,
    para revertir el deficit ademas de reducir el efecto invernadero, y el calentamiento producto de la urbanizacion desmezurada y sin planificación. Y podemos seguir haciendo un etc"

    ResponderEliminar
  6. Comentario de un amigo que prefiere mantenerse anónimo:

    "Sería obligatorio que los alcaldes fueran a un curso de historia del arte, arquitectura, buen gusto.. etc y que consensuaran sus acciones haciendo una consulta previa antes de construir semejantes mierdas, que ridiculizan una ciudad y a sus habitantes. Abrazos y muera el mal gusto y la guachafería"

    ResponderEliminar